Herramientas para pintar

Herramientas para pintar

El kit de pintura que necesitas si estas pensando en cambiar la pintura de la casa.

Cuando nos disponemos a pintar es muy importante pararse bien a planear los preparativos. El primero el de elegir la pintura adecuada ya lo hemos detallado en otros artículos.

Ahora vamos a centrarnos en este articulo en enumerar y seleccionar las herramientas para pintar más adecuadas para el trabajo que vamos a realizar. Así que sin más preámbulos vamos a enumerar y seleccionar las herramientas más adecuadas para pintar como un verdadero profesional.

Cinta de carrocero

Cinta de carrocero

La cinta de carrocero es un elemento multiusos e imprescindible para cualquier pintor. Con ella podemos desde tapar una grieta, empapelar, sujetar el papel de pintor, recortar…

La cinta de carrocero, que también es conocida cómo cinta de enmascar, cinta de pintor, o cinta protectora es una cinta adhesiva, pero que se desprende fácilmente sin dejar restos, ni levantar la pintura que este bien adherida, cuando, una vez terminado el trabajo, volvemos a arrancarla de la pared.

Curiosamente la cinta de carrocero fue creada por la empresa 3M, creadora del otro autoadhesivo de papel mundialmente conocido «el Post It»

En el mercado podemos encontrar cintas de carrocero de distinta adhesividad. Los adhesivos más potentes son los que están hechos con caucho y los que menos con adhesivos acrílicos sintéticos.

También podemos encontrar distintas anchuras que nos serán más o menos útiles en función de la superficie que queramos recortar. La anchuras estándar suelen variar entre 25 y 50 milímetros.

Papel de pintor

Papel de pintor

Otro de los elementos de protección imprescindibles a la hora de pintar es el papel de pintor. El papel de pintor es un rollo de papel semi acartonado para que la pintura no lo traspase con una cinta adhesiva en uno de lados.

El papel de pintor sirve para proteger los suelos, los muebles, los rodapies, como se puede ver en la imagen o cualquier otro elemento que queramos proteger. También se suele usar para los enchufes empapelar y lamparas con el objetivo de mantenerlos protegidos de posibles manchas de pintura.

Igual que con la cinta de carrocero los rollos de papel de pintor varían tanto en longitud como en anchura y debemos escoger aquel que más se adapte a nuestras necesidades

No hemos incluido el plástico, aunque también suele ser usado para proteger antes de pintar, por ser un elemento mucho más contaminare que el papel. Además por nuestra experiencia, es complicado conseguir que el plástico quede lo suficientemente tenso y es más complicado de trabajar.

Guantes

Guantes de pintor

Si vamos a pintar debemos proteger no solo los elementos y muebles de las estancia donde vayamos a ejecutar la obra si no también a nosotros mismos.

Uno de los elementos que debemos proteger son las manos. las pinturas plásticas, que actualmente son las que copan el mercado, son bastante inocuas para la piel. no así alguno de los elementos que utilizaremos para limpiar las manchas o si necesitamos eliminar residuos de pintura antigua de la pared. Para el manejo de estos productos nos valdría con unos simples guantes de goma.

Pero además, el acto de pintar, y todavía más el de lijar o rascar paredes, requiere ejecutar movimientos con las manos con bastante fuerza durante bastante tiempo. Si la aplicación es grande y nos usamos unos guantes con la protección adecuada podemos acabar con llagas y callos en la mano. Tampoco es difícil que, si no estamos acostumbrados, en algún momento se nos escape la lija y podemos hacernos algún corte en las manos.

Por eso recomendamos guantes de pintor de tela gruesa con superficie antideslizante que evitara que nos podamos lastimar y nos ayudará a que no se nos escapen las herramientas

Espátula

Espátula para rascar paredes

Si la superficie sobre la que vamos a pintar no es nueva deberemos de retirar cualquier parte de la pintura que se pueda desprender antes de aplicar la nueva. Para ello recomendamos mojar la pared con agua en abundancia con una esponja, como veremos más adelante, e introducir la espátula entre la vieja pintura y la pared hasta que consigamos eliminar todos los restos de la pintura que pudieran desprenderse fácilmente.

Espátula ancha para pintar

Por supuesto espátulas, y rascadores, también los hay de muchas clases y maneras, siendo los dos más comunes los que mostramos en las imágenes. La primera es una espátula con mango de madera alargada y estrecha ideal para penetrar bien en pinturas duras. La segunda, mucho más ancha es perfecta cuando la pintura se rasca fácilmente y queremos ir más rápido.

Siendo las espátulas un elemento poco costoso en general recomendamos no racanear en la calidad ya que las malas suelen romperse fácilmente al ejercer alguna fuerza.

Brocha

Brocha para pintar

Ya hemos pasado de preparar y proteger (y protegernos) a la propia acción de pintar y ahora vamos a detallar las herramientas más propias del pintor. Las primero que uno imagina cuando piensa en herramientas para pintar.

La brocha. La forma más antigua de aplicar la primera. Básicamente consiste en un mango que habitualmente es de madera, aunque cada día podemos encontrar más plásticos, unido a unas cerdas por un trozo de metal llamado virola. Históricamente las cerdas eran de origen animal, y hay quien asegura que sieguen siendo las mejores, pero las que encontramos actualmente son sintéticas.

Podemos distinguir entre diversos tipos de brochas

Por su forma:

  • Brochas redondas: Se utilizan para superficies estrechas e irregulares o para trabajos delicados como esmaltes o lacas.
  • Brochas planas: Son las más habituales para espacios grandes ya que cubren mucho.

Por el tipo de cerda:

  • Natural: Utilizadas para trabajos de detalle
  • Sintética: La utilizada mayoritariamente para pintar con pintura al agua.

También debemos señalar que dentro de las brochas planas las hay de múltiples anchuras que debemos seleccionar dependiendo de la superficie a pintar siempre teniendo en cuenta que cuanto más ancha más rápido iremos, pero más se nos cansara el brazo por el peso y menor sera el nivel de detalle del acabado.

En la mayoría de los casos una brocha de entre 15 a 20 centímetros de ancho es lo ideal.

Rodillo

Rodillo para pintar

El siguiente elemento más común cuando pensamos en herramientas para pintar. El rodillo para pintar nos facilitará muchísimo el trabajo a la hora de recubrir grandes superficies lisas. Además si elegimos bien el rodillo que tenemos que usar el acabado se vera mejor y es más complicado que se vean los «tipicos brochazos» tan caracteristicos de un trabajo mal realizado.

Para ejecutar bien un trabajo con rodillo debemos impregnar el rodillo por uno de los lados en la pintura y con la ayuda de un cubo escurridor eliminar toda la pintura sobrante. Las manos de pintura ha rodillo se deben dar cruzadas. Lo más interesante y rápido suele ser con la ayuda de una brocha pintar los extremos de la pared y los puntos singulares (enchufes, llaves de la luz, lamparas) con un grosor de 5 a 10 cm. Una vez que ya tenemos estos recortes hechos. Con la ayuda del rodillo pintaremos el resto del paramento mediante manos verticales y horizontales de forma cruzada.

Tipos de rodillo:

  1. De espuma: aconsejados para barnices
  2. De pelo largo: utilizados para pinturas con gotelé.
  3. De pelo corto: Los más usados y recomendados para pintar paredes lisas con pinturas plásticas.
  4. De mohair: perfecto para la aplicación de lacas

Pistola de pintor

Pistola de pintura

La pistola es una herramienta que nos puede facilitar mucho pintar una estancia y además conseguir un resultado mucho más profesional y uniforma. Además, al dispersar más la pintura ahorraremos en la misma.

Las pistolas son herramientas caras y que solo merecen la pena si la obra que pensamos acometer es grande o somos profesionales. No obstante también se pueden alquilar si queremos hacer un uso puntual de ellas.

Una de las cosas que tenemos que tener en cuenta al usar pistolas es que debemos empapelar todavía más y mejor que cuando realizamos la aplicación con brocha o rodillo. Al dispersar la pintura quedan restos en el aire que irán cayendo sobre el suelo y los muebles dejando motas de pintura en toda la estancia.

Tipos de pistola para pintar:

  • Pistolas de Pintura de gravedad: Tienen el deposito en la parte superior de la pisto y va descendiendo por la gravedad. Se utilizan para pinturas con partículas de más de 2 mm. Su mayor problema es que pesan mucho.
  • Pistolas HVLP: (alto volumen, baja presión) mejoran el rendimiento de la pintura. Las mas usadas para pinturas plasticas en grandes superficies.
  • Pistolas Trans-tech (hibridas): Con más presión que las anteriores. Se utilizan para disolventes o barnices.

Cubo para escurrir la pintura

Cubo con escurridera para pinta

Si vamos a pintar con rodillo y no tenemos mucha experiencia, una de las herramientas que nos van a facilitar mucho la vida son los cubos con escurridera en los que nos podemos apoyar para coger la cantidad exacta de pintura.

Además nos ayudará a calcular la cantidad de pintura que necesitamos para cada pared.

Esponja

Esponja para limpiar la pintura

Una vez que hayamos terminado de pintar es casi inevitable, a no ser que seamos unos grandes profesionales, que hayamos dejado algunas gotas de pintura. Para limpiar la pintura la mejor herramienta en la que nos podemos apoyar es una esponja humedecida en acetona diluida en agua. La acetona reblandecerá la pintura si esta seca (mejor limpiar antes de que este muy seca) y la esponja absorberá la pintura.

Mono de trabajo

Mono de pintor de papel

Evidentemente, si no queremos manchar la estancia ni los muebles, tampoco querremos manchar nuestra ropa. Es importante escoger ropa vieja que ya no nos importe tirar en caso de que le caiga alguna mancha que no salga. Otra gran solución son estos económicos buzos de papel en los que nos ponemos meter de cuerpo entero para proteger nuestra ropa.

Mango extensible

Mango extensible para rodillo

Si vamos a pintar suelos, techos o paredes o muros de cierta necesitaremos usar un palo extensible para el rodillo. Con el llegaremos a cubrir mucha más superficie y nos costará menos trabajo.

Trabajaremos mucho más rápido y nuestros riñones nos lo agradecerán.

Lijadora

Lijadora de pared

Esta herramienta también es bastante para profesionales, pero si lo que queremos es quitar los restos de una pintura antigua por que tiene muchos desperfectos o eliminar el goteé por ejemplo, necesitaremos hacernos con una lijadora eléctrica, también podemos alquilarla, que dejará la pared cómo nueva para que podamos aplicar la nueva pintura.

Recordad usar emplaste en el caso de que haya quedado algún desperfecto.

Mascarilla

Mascarilla de pintor

Las pinturas, los disolventes, el polvo que se forma al lijar… varios de las acciones inherentes al acto de pintar llevan aparejados que se formen partículas en el aire que pueden ser perjudiciales para nuestros pulmones. Por ello recomendamos siempre el uso de mascarillas que permitan que respiremos bien sin perjuicio para nuestro cuerpo.

Y estas son las herramientas que nosotros creemos que no pueden faltar nunca en un buen kit de pintor. ¿Echáis de menos alguna?¿Cual es vuestra imprescindible?

Si tenéis mas dudas sobre las marcas a sobre cual es la más adecuada para vuestro caso no dudéis en volver a contactar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mandar WhatsApp
Hola! ¿Te podemos ayudar?
Hola,¿te puedo ayudar en algo?