Publicado el 1 comentario

15 ejemplos de fachadas blancas que demuestran que este color sigue siendo el rey

Hay muchos tipos de fachadas, desde las más clásicas, hasta los diseños más vanguardistas y de diferentes materiales. 

También hay muchos colores y combinaciones de estos que van cambiando por temporadas y de los que hablaremos más adelante. Pero no hay duda de que si un color a persistido año tras año desde los primeros edificios clásicos hasta las fachadas más modernas, ese ha sido el color blanco

En la galería hemos elegido casas, edificios y fachadas que nos han llamado la atención, ya sean por su diseño, su estructura o el contraste de los colores, ya  para esto el blanco también da mucho juego.

Pueblos blancos

Además la belleza estética del color blanco en las fachadas de las casas, unido a los materiales, como la cal, que se solían usar en este tipo de fachadas, nos han legado autenticas obras de arte colectivas como los pueblos blancos de Cadiz.

Pueblo blanco de Cadiz


Ventajas del color blanco en fachadas

Además de que los materiales tradicionalmente usados para revestir la fachadas eran blancos, la elección de este color como el más clásico, especialmente a orillas del Mediterráneo se debe a que el color blanco actúa como refractante de la luz, por lo que mejora la eficiencia térmica de la edificación. Por eso se asocia el color blanco a casas más «fresquitas».

En endurpol, nuestro blanco iglú también es el rey. Tanto por su adherencia como por los áridos que utilizamos especialmente diseñados para potenciar esa mejora térmica tan asociada al color blanco. 

1 comentario en “15 ejemplos de fachadas blancas que demuestran que este color sigue siendo el rey

  1. […] ya hemos escrito antes, en cuestión de fachadas, el color blanco es y seguirá siendo el rey y esto es algo que no cambiará. No obstante la tendencia en la edificación moderna seguirá siendo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.