Publicado el Deja un comentario

Revestimientos exteriores; concepto y tipos

¿Qué son los recubrimientos arquitectónicos?

Entre las edificaciones que nos rodean encontramos que los muros y para paredes presentan una gran variedad de materiales de construcción. Se encuentran también la diversidad de edificios de diferentes épocas, de diversas funciones y de muy diferentes materiales entre los cuales se encuentran: piedra, mampostería, ladrillo y hormigón. Pero generalmente todas edificaciones se construyen con materiales que de materiales que posteriormente se recubren, porque van a cumplir diversas funciones arquitectonicas como el embellecimiento y protección en general. Hablaremos de superficies verticales, aunque hay un mercado importante de aplicaciones horizontales en suelos y techos.

Los recubrimientos se aplican para proteger contra influencias dañinas de la intemperie y del medio ambiente, así como también para darles un efecto decorativo.

En paredes interiores se recubren también esto es básicamente para darles el efecto de embellecimiento. En algunos casos se recubren para respetar mejor una exigencia de higiene, o proveer las paredes interiores de mayores exigencias en resistencias mecánicas y químicas para zonas de mayor trasteo, zonas de uso industrial, etc

Tipos de recubrimientos arquitectónicos

El cemento y sus derivados

El cemento industrial que se denomina como aglomerante hidráulico es un ligante mineral a base de silicatos dicálcicos y tricalcicos en polvo  muy versátil, de uso masivo en la construcción y de un costo muy bajo. La adición de agua al cemento se prepara una masa pastosa para su aplicación,  y a su vez se genera una reacción química de estos que lleva en un proceso llamado fraguado, y que según la temperatura demora hasta 28 días.

Por medio de fraguado se forma del cemento en polvo un cuerpo rígido, duro y resistente a la intemperie y  al agua. Ya con el secado, a los pocos minutos se obtiene un material rígido. La dureza final se obtiene al finalizar el fraguado completamente y es indispensable que el cemento disponga para ello de suficiente agua en la masa.

El hormigón

Es la mezcla de cemento y áridos.  Sirve generalmente para formar el esqueleto de soporte de una edificación o edificio; en pocos casos es material de paredes.  se caracteriza por una alta durabilidad en la intemperie y resistencia al agua. Su estructura es porosa y alcalina.

Edificio y escalera de hormigón

Los morteros

Los morteros son la mezcla de cemento con arenas,  y ocasionalmente llevan cal. los morteros son materiales minerales alcalinos.  Por el proceso de secado y fraguado pueden presentarse grietas y fisuras. Son rígidos, y lijables y porosos.

Los bloques de hormigón celular

Son materiales de hormigón de fabricación industrial con un alto contenido de células de aire y, por lo tanto,  de un peso específico bajo. El material se utiliza para la construcción de paredes. El material es caleante y requiere una imprimación para asegurar la adherencia de recubrimientos antes de aplicarlos.

EL fibrocemento

Es un material industrial que se compone de cemento, arena fina y amianto.  Actualmente, por la peligrosidad del amianto, se utilizan fibras sintéticas.

El yeso

El yeso es sulfato de calcio semihidratado. Al amasarlo con agua fragua por hidratación de manera similar al cemento.

Los materiales de yeso  son rígidos, bancos y fácilmente lijables. Estos son muy hidrofilicos.  Al estar mojados pierden notablemente sus resistencias mecánicas

El ladrillo

El ladrillo es un material cerámico cocido a base de arcilla o de barro con arena. El proceso de sinterizacion lo hace resistente a la intemperie, manera que en muchas ocasiones no precisa ningún tratamiento. Especialmente, los ladrillos vitrificados son decorativos y apropiados para fachadas, como se muestra en la tradición constructiva en Inglaterra y el norte de Europa.

En los muros de ladrillos no vitrificados es apropiado proteger el muro o pared contra la humedad impregnando la  pared con hidrofugantes del tipo de la silicona.

Acabado de ladrillo visto

Los recubrimientos plásticos

Desde la década de los años 40 se han introducido al mercado polímeros en dispersión como ligante para recubrimientos arquitectónicos. este tipo de recubrimientos se conocen en España como pinturas y recubrimientos plásticos. A este grupo pertenece Endurpol.

Publicado el Deja un comentario

Como reparar y alargar la vida de la tela asfáltica con Endurpol.

Endurpol es un revestimiento para la edificación versátil y que intenta cubrir solucionar los numerosos problemas a los que se enfrentan los profesionales de la construcción en su día a día. 

Además el revestimiento endurpol tiene áridos especialmente diseñados para aguantar las altas temperaturas por lo que mejorará la sensación térmica dentro de la edificación. 

Teniendo en cuenta que en España hay miles de kilómetros de tela asfáltica (especialmente en el sur donde hay mayoría de cubiertas planas) y que está suele sufrir y acabar agrietándose o separándose por las juntas hemos creado un producto con un buen agarre sobre tela asfáltica, suficientemente espeso como para dejar una buena capa que cubra todas las posibles grietas o fisuras que el desgaste haya causado en la tela asfáltica, cerrando todas las posibles vías de agua.

Endurpol Negro urbano es un producto perfecto para reparar la tela asfaltica

Alargar la vida útil de la lamina asfáltica sin tener que hacer frente a una costosa reforma es posible con endurpol negro urbano.

Como reparar la tela asfáltica

  1.  Limpiar muy bien la tela asfáltica con una manguera de agua a presión eliminando polvo y otros elementos que hayan podido desprenderse con el paso del tiempo. 
  2. Recortar los elementos más estropeados de la tela asfáltica si no se pudieran aprovechar.  
  3. Si hubiera elementos en buen estado que simplemente se hubieran despegado del soporte los podríamos adherir con endurpol aplicando una gruesa base debajo. 
  4.  Sellar todas las juntas con una capa gruesa de de endurpol negro urbano y dejar secar 48 horas. 
  5. Aplicar una capa diluida con un 10% de agua encima de toda la tela asfáltica para que se filtre bien por las pequeñas imperfecciones. 
  6. Aplicar una capa continua de endurpol sobre toda la cubierta.  

Todos los trabajos realizados con nuestro producto tienen garantía de 10 años siempre que se cumplan las especificaciones del fabricante. Para más información técnica no dude en visitar nuestra documentación. 

Reparando tela asfáltica con endurpol

Galería de cubierta de tela asfáltica reparad con endurpol 

Para cualquier duda puede contactar aquí.

Publicado el Deja un comentario

Impermeabilización de cubiertas, terrazas y azoteas

Impermeable: Estanco, Cualidad de algunos cuerpos de no dejar pasar líquidos por su masa; se aplican en terrados, cimientos y otras partes de la edificación. Los productos impermeables se aplican principalmente en la parte superior exterior del edificio.

Un poco de historia

La historia de la impermeabilización va aparejada a la historia de la construcción y surge ante la necesidad del ser humano de proteger sus refugios en el momento en el que las tribus dejan de ser nómadas para crear asentamientos estables. Evidentemente esos impermeabilizantes distan mucho de los que usamos actualmente, concretamente tras la revolución del plástico que surgió tras la segunda guerra mundial.

Esos primitivos sistemas de impermeabilización consistían en usar minerales menos permeables en posiciones muy inclinadas para desviar el agua de lluvia de las cubiertas.

Como dato curioso diremos que las piedras calizas de las famosas pirámides del conjunto de Gizet estaban recubiertas con una emulsión de Betun que resulto bastante efectiva ya que, pese a las frecuentes subidas del Nilo, el interior de las mismas se mantuvo seco.

Durante muchos años el sistema de cubiertas se basaba en cubiertas con gran inclinación para que el agua no se estancara y normalmente recubiertos de cerámica untada con algún tipo de alumbre.

No fue hasta los años 20 cuando se empezó a usar los derivados del petroleo como método de impermeabilización. El más primitivo de este tipo seria el conocido como chapapote que no era más que una mezcla de petroleo crudo y amoniaco. A la par de estos sistemas de impermeabilización se empezaban a crear las cubiertas planas.

Con el descubrimiento de la fibra de vidrio en los años 70 se empiezan a fabricar las membranas impermeabilizantes que hoy conocemos.

La el avance en la investigación química que supuso la carrera espacial dio origen a descubrimientos de materiales plásticos más duraderos y resistentes a la intemperie. Así llegamos a los tiempos del Endurpol

¿Que características debe tener un buen impermeabilizante?

¿Cual es el mejor impermeabilizante? Es una pregunta que nos hacen constantemente. Pues desde luego, depende de para qué. Variara sobre todo en función del clima y el soporte sobre el que se tenga que aplicar. Pero en general sí que existen una serie de prestaciones que deberíamos tener en cuenta.

  • Su resistencia o durabilidad: un buen impermeabilizante debe presentar resistencias a los siguientes elementos:
    • Resistencia a los rayos solares y ultravioleta
    • Resistencia a la lluvia sin que presente saponificación ni eflorescencias
    • Resistencias mecánicas sin abrasión ni perdida de estructura
    • Resistencia al ensuciamiento
    • Resistencia al ataque microbiologico sin que presente degradaciones
    • resistencia a la invasión de algas, hongos y líquenes.
  • Su elasticidad: La ideal varia entre un 40 y un 200%. Un impermeabilizante debe permanecer inalterable a los posibles movimientos de la edificación sin que en su estructura se creen grietas o fisuras por las que se permita el paso del agua.
  • Adherencia al sustrato: Un buen impermeabilizante tiene no debe separarse nunca del sustrato sobre el que se aplica. También es importante que se adhiera al mayor número de sustratos posible para evitar problemas en cubiertas con varios elementos. En cualquier caso es importante informarse sobre los tipos de sustratos sobre los que se puede aplicar un impermeabilizante y su adherencia sobre cada uno de ellos.
  • Ser continuo: En nuestra experiencia el EPDM o las telas asfálticas funcionan bien y son muy duraderos pero cualquier defecto en la colocación puede suponer que el agua acabe filtrándose con los peligros que esto conlleva. Preferimos materiales continuos por donde el agua no pueda acceder.
  • Ser estético: Obviamente es un aspecto secundario en comparación con los anteriores pero cuando tenemos una terraza o azotea queremos aprovechar ese espacio y es importante que nos sintamos cómodos en él.
  • Que mejore térmicamente la edificación y la confortabilidad del hogar. Si bien lo primero que le debemos pedir a un impermeabilizante es que nos aislé del agua y las humedades, en estos tiempos de eficiencia energética ¿Por qué no pedirle que nos ayude a mejorar el aislamiento contra el frío y el calor? El impermeabilizante puede ser un elemento más en la búsqueda del edificio eficiente y todo suma.
  • Resistencia a la formación de ampollas. ¿Por qué algunos impermeabilizantes crean ampollas que se levantan y lo hacen inservibles? La respuesta es que hay productos impermeabilizantes que no resisten las diferencias de temperaturas entre el día y la noche. Tengamos en cuenta que en climas templados esta diferencia suele ser de 10ºC de media y en los más extremos puede ser de 30ºc. Estas variaciones todos los días someten al material a unas dilataciones y contracciones que no todos pueden aguantar. Por eso en Endurpol usamos áridos con una alta resistencia térmica logrando que la temperatura de nuestro productos impermeabilizantes no se someta a esas variaciones.